domingo, 6 de junio de 2010

La primera comunidad












Estaban todos los que habían creido siempre en Dios, ellos vivian de una manera armoniosa, preocupandose siempre por el prógimo. Esto lo comprobamos con el hecho de que cada familia vendía sus cosas y el dinero obtenido lo repartian entre todos según las necesidades del otro.
Tenían mucha fe a los apostoles, a la convivencia en familia, a la fracción del pan y a las oraciones.
Compartían el pan en sus casas con alegría y gran humildez de corazón.
Cada día se reunían en el templo con mucho entusiasmo, alaban a Dios y se ganaban la simpatía del pueblo.
Dios agragaba cada día a alguien que había salvado a la comunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada